Su nombre significa “liana del alma” y es una práctica milenaria ancestral. Esta liana unida con la planta de la chakruna da origen a la bebida sagrada de la medicina llamada ayahuasca o yagé.

Esta medicina se ha utilizado para curar enfermedades, físicas, espirituales, mentales y psíquicas.

La ayahuasca ha sido estudiada científicamente donde se ha comprobado que uno de sus componentes naturales de la ayahuasca la dimetiltriptamina (DMT) fomenta la formación de neuronas y es capaz de inducir la formación de otras células cerebrales. 

La ayahuasca lleva al despertar de la conciencia conectando con el ser superior que cada ser humano posee dentro de sí, dando la libertad de encontrar respuestas y preguntas de nuestra propia existencia.

Esta práctica se hace con un ritual, en un ambiente natural y apto para que cada ser humano tenga la conexión con lo Divino y pueda entender el porqué de su vida en cada faceta de su pasado y presente, llegando a un nivel de entendimiento evolutivo superior.

El yagé o ayahuasca es la medicina del alma, medicina de conciencia, es un encuentro consigo mismo.

Recommended Posts